20 de noviembre de 2014

Croquetas veganas de otoño

Os dejo con la receta de unas deliciosas y sabrosas croquetas de otoño, veganas, muy ricas y sencillas de realizar. Saqué la receta de "El pessic de vida", aunque la he versionado un poco, y si ya nos gustaron en su versión 'original', las versionadas nos han encantado, ¡os animo a probarlas!


INGREDIENTES Opción 1:
2 boniatos pequeños
2 cebollas medianas
175 grs de robellones

aceite de oliva virgen, sal
jengibre, comino, ajo y perejil en polvo
2 cucharadas de harina integral
50 grs avena
50 grs almendras crudas



INGREDIENTES Opción 2:
2 boniatos
1 cebolla tierna y 1 puerro grande
100 grs de rebozuelo (rossinyol) + 100 grs de setas blancas (pleurotus ostreatus)

aceite de oliva virgen, sal
jengibre, comino, ajo y perejil en polvo
2 cucharadas de harina integral
50 grs avena
50 grs nueces

 
PREPARACION:
Picar en la picadora las almendras ó nueces y la avena y reservar.
Pelar y cocer al vapor los boniatos (en la thermo con varoma, pongo 1l en la olla y cuento 25 min cuando la temperatura varoma se ha alcanzado, los pongo en rodajas gruesas para que no tarden más). Cuando los boniatos estén hechos, aplastar con un tenedor hasta hacer una pasta, y espolvorear con un poco de sal, comino y jengibre en polvo. Reservar.

Picar bien las setas y las cebollas, y saltear hasta que estén hechos en una sartén con un poco de aceite y sal. Añadir los boniatos reservados y remover a fuego medio. [En la opción 2, espolvorear un poco de ajo y perejil en polvo]. Añadir por último dos cucharadas de harina, removiendo un par de minutos para que se cueza.

Apartamos del fuego para que se enfríe un poco, hacemos las croquetas (yo las hago con la ayuda de dos cucharas soperas) y rebozamos en la mezcla picada de [Opción 1] almendra, avena, ajo y perejil o en la [opción 2] avena y nueces picadas.
Freímos en la sartén con abundante aceite y ¡listas! Hay quien las mete en el horno hasta que están doraditas y ya está, es más saludable y engorda menos, pero en casa las croquetas nos gustan fritas, qué le vamos a hacer!


¡Bon apetit!

Quizás también te interese:




Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

10 de junio de 2014

¡Piojos! (Pediculosis)

¡Actualizado 2016!

Mi hija ha cogido piojos... no está mal, es su primera vez y ha ocurrido con 7 años. El caso, y por eso lo menciono, es que los tratamientos pediculicidas con insecticida no pueden aplicarse en mujeres embarazadas ni lactantes y eso lo he encontrado demasiado tarde... porque aunque yo no tengo piojos, le he hecho todo el tratamiento a la niña con mis manitas, que han estado expuestas al producto.

El producto utilizado ha sido OTC con permetrina 1.5%, donde no mencionan a las embarazadas ni mujeres lactantes en ningún sitio, tan solo que es para niños a partir de dos años. Sin embargo, en la "OTC loción sin insecticida" si pone:
"OTC Loción Sin Insecticida. Doble acción pediculicida: Paraliza y asfixia los piojos provocándoles un colapso intestinal que les ocasiona la muerte. Contiene Dimeticona, silicona de alta densidad que crea una película alrededor del piojo que lo inmoviliza completamente evitando el contagio desde el primer momento.
- Recomendada para pieles sensibles y/o atópicas.
- Sin alcohol
- Los componentes no agresivos de su fórmula son aptos para niños mayores de 1año, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.”



Pero ya que os cuento eso, os hago un resumen de lo mejor que he podido recopilar en mi agonizante batalla contra esos asquerosos bichos, que lejos de ir a cabezas sucias o a niños faltos de higiene, prefieren los pelitos limpios de nuestros pimpollos. Aun recuerdo el calvario de mi infancia, cuando mi madre me apuntaba a natación en verano: tardaba una semana en estar llenita. Así que cada año, tras perder muchas horas con mi pelo, mi madre me lo cortaba. Toda la vida llevé 'media melenita' por ese motivo. Es muy duro, tanto para quien los sufre como para quien ha de eliminarlos (ahora que me ha tocado a mí... ¡aish!)

El secreto es la CONSTANCIA. Quien se crea que pone el champú y ya lo tiene todo hecho, va lista. Esto es como aquella serie: "la fama hay que sudarla"... ¡y vaya si se suda!

Comienzo por recomendaros la web "Madres contra piojos" y la "Sin piojos", donde salen un montón de consejos útiles. En este vídeo podéis ver una infestación masiva (increíble, yo no he visto algo igual jamás), con cantidad de piojos corriendo por la cabeza y una cantidad de huevos incontable. Lo más normal es, si acaso, conseguir ver un piojillo como en este otro vídeo... y no es nada fácil.


Ante todo explicar que los insecticidas que llevan los champúes y lociones son cada vez menos eficaces... y es que los condenados bichos ¡se han hecho resistentes a los insecticidas! Eso quiere decir que no es que no puedan con las liendres, es que a veces ni siquiera son capaces de matar a los mismos piojos. La permetrina, el insecticida más utilizado, tiene resistencia comprobada en EEUU. La comunidad médica NO está a favor de tratar la pediculosis con antibióticos, ya que se crearía resistencia a los antibióticos entre la población humana y eso podría ser realmente preocupante.

Existen gamas naturales, que además de no llevar insecticida, con lo que ello conlleva para nuestros hijos, parecen dar mejores resultados.
Todos los productos que aplicamos en la piel son absorbidos por ésta, que es porosa y además el órgano más grande que tenemos, en la piel sólo deberíamos ponernos productos que pudiéramos ingerir sin peligro.
Recordad por favor que 'natural' no es sinónimo de inocuo, y que algunos aceites esenciales, aunque tienen numerosas propiedades y maravillosos y beneficiosos usos, son tan potentes que pueden tener contraindicaciones en embarazadas, niños, lactantes o personas con algunas patologías determinadas, por lo que es necesario informarse antes de aplicarlos. 
La mayoría de cosméticos comerciales contienen, además, ingredientes cosméticos tóxicos que pueden depositarse en diferentes partes del organismo y pasar al torrente sanguíneo, de aquí la importancia de conocer lo que nos ponemos en la piel y de evitar en la medida de lo posible todo aquello que sea químico, más aun en los niños, como los insecticidas de los productos anti-piojos.
Por ejemplo, podéis encontrar la línea ecológica y natural, OVOPID, de venta online en "la rueda natural", una empresa de Granada. También podéis encontrar, de la casa Pranarôm, su 'champú+loción vaporizador' (tienen también una completa línea anti mosquitos).
Otras marcas tienen ambas líneas, 'con' y 'sin' insecticida, como es la conocida OTC (en farmacias). Es más eficaz la dimeticona que lleva OTC en su versión SIN insecticida, que la versión CON insecticida de la misma marca.
Otras marcas facilitadas por "Madres contra piojos" eficaces: Con dimeticona o ciclometicona (Liberalice, FullMarks, Neositrin, Nyda, Stop Piojos).
El Butóxido de piperonillo se usa en algunos de los pediculicidas químicos, es como un potenciador. No está detrás del problema de resistencia pero la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos lo ha clasificado como ‘posiblemente carcinogénico en seres humanos’ con lo cual no es muy recomendable.

Quiero remarcar, para que no os pase como a mi: el champú y loción OTC (en teoría de los más eficaces) tiene versión con insecticida y sin insecticida, que yo no lo sabía, he pedido el champú 'OTC' en la farmacia y me han cascado el que si lo lleva. La versión "con" utiliza como insecticida la permetrina al 1.5%, que está recomendada por la OMS su baja toxicidad pero también es conocida su baja efectividad (lo certifico, los bichos salían con el peine de liendres vivos tras hacer el tratamiento, así que tuvimos que repetir, pero esta vez con remedios caseros y más peine).

“Existe una relación de pareja entre el parásito y el hospedador. Hay individuos que por una serie de variables como sexo, edad, estado hormonal, salubridad y otras, son más susceptibles a ser colonizados”, dice Lareschi, y acota que “es una característica de todos los parásitos (piojos, pulgas, garrapatas) el hecho de que se concentran muchos en pocos hospedadores”, realza.
Es que el piojo es un insecto que no salta ni vuela. Pero si alguna vez los chicos “juntan las cabezas para jugar, o intercambian gorras o vinchas con pelos, allí se produce el traspaso”, advierte la investigadora del Cepave. [Fuente]

¿Qué hacer ante el contagio de piojos?
  • Lo primero, es avisar en el colegio. Pasarán una circular anónima para que todo el mundo mire las cabezas de sus hijos, asi evitamos que quien tenga el 'foco' pueda reinfestar a nuestros hijos una y otra vez.
  • Lo segundo, muy importante: lavado de sábanas, toallas, peines, gorros, cojines o cualquier textil que pueda haber estado en contacto con la cabeza a 60ºC o más, para matar piojos y posibles liendres. Si no podemos lavar, se mete en una bolsa de plástico, se cierra bien y se deja así tres días, tiempo suficiente para que cualquier piojo se muera por inanición. Pasar también el aspirador a conciencia por sofás u otros lugares que no puedan ser lavados y separar (y controlar diariamente) a hermanos que duerman en la misma cama.
  • Finalmente, revisar a todos los miembros de la familia a conciencia, especialmente la nuca y tras las orejas (es donde mayor es la temperatura y antes ponen liendres), y si no hay infestación, iniciar tratamiento preventivo (por ejemplo aceite de árbol de té). Si hay infestación, iniciar tratamiento de 'eliminación': producto, mucha liendrera y aplicar finalmente el producto por si algun piojillo ha escapado a nuestro peine. Después, tratamiento preventivo y control periódico.

¿Qué opciones naturales tenemos?
El vinagre,  los aceites esenciales y el aceite de oliva/coco:
 
El vinagre se aplica rebajado al 50% (mejor de manzana) y se cubre con un gorro de baño. Idealmente se deja toda la noche y se lava el pelo con normalidad por la mañana y posteriormente, se pasa la liendrera. Si lo queréis secar, atad una bolsa de plástico a la cabeza, haced dos agujeros (uno lo necesitamos de vía de escape para el aire) y lo secais metiendo el secador por el otro agujero: asi se asfixian. Con una noche aseguramos que mata a los piojos, pero sus puntos fuertes son dos: Uno, que el vinagre es capaz de deshacer 'el cemento' con el que los piojos enganchan las liendres al cabello, por lo que al pasar la liendrera, saldrán muchos más huevos que si no hemos utilizado vinagre.
Por otro lado, el vinagre modifica el ph de la piel y lo vuelve más ácido, algo que no gusta a los piojos... y como es un excelente tratamiento de belleza (el pelo brilla mucho más tras aplicar vinagre), se puede aplicar a modo preventivo una vez por semana.

La liendrera se pasa mejor con el pelo mojado, dos veces diarias hasta que no veamos liendres y una vez diaria hasta completar diez dias aunque ya no saquemos liendres (es agotador, pero sino resurgen y resurgen y resurgen, con una sola liendre que nos dejemos, en una semana tenemos una ninfa -piojo joven- y en dos semanas tenemos un piojo adulto que pone entre 5 y 10 huevos diarios). Ha de ser de púas muy juntas, tanto que no se pueda ver a través de ellas (el tipo de peine que venden en mercadona es PARECIDO al 'bueno', pero no lo es, por ejemplo. Si lo cogéis podéis ver a través de las púas, asi que eso no pilla ni la mitad de liendres que debería). Los peines eléctricos van muy bien para matar a los piojos, pero para las liendres no hay diferencia. Y si hemos matado a los bichos con el producto, la liendrera eléctrica tiene poco sentido. Fijaos en las púas, cuanto más juntas entre ellas, mejor.
Para las inspecciones lo más práctico es aplicar suavizante para el pelo a la hora de ducharle, y a continuación pasarle un peine detector microacanalado. Según un estudio, este tipo de lendrera es “dos veces más rápido y 3.84 más eficaz” que una inspección ocular.
La lendrera ASSY puede ser una buena opción.


Para pasar la liendrera, con el pelo mojado, haceos con unas pinzas del pelo, para separarlo en 4 partes y poder ir soltando el pelo de una en una. Se separan después mechones de 1-2cm máximo, se pasa la liendrera desde la raíz (ponen los huevos a 0.5cm de ésta) hasta las puntas, varias pasadas. Limpiar el peine en un cazo con agua y se seca en un papel de cocina, nos aseguramos de que no hay liendres enganchadas y soltamos otro mechón de pelo de 1-2cm. En este vídeo tenéis una demostración.

Las liendres vivas son marrones y las muertas (ya eclosionadas), blancas. Son extremadamente pequeñas y con forma ovalada, por lo que cuesta muchísimo verlas, sobre todo en cabellos castaños. Una excelente idea es ¡haceros con un frontal de luz para la laboriosa tarea!

Existen aceites esenciales que son REPELENTES, pero no matan a los bichos y cada vez mas, ni siquiera protegen al 100% de cogerlos: hay que ir mirando la cabeza. El ejemplo más conocido es el aceite de árbol de té, que se puede aplicar directamente tras las orejas y en la nuca después de cada lavado o diluyendo su aceite al 10% en el champú diario (10ml de aceite esencial por cada 100ml de champú).
Un experto británico dice que los champús y suavizantes comerciales con este componente son demasiado flojos para prevenir una transmisión de piojos, dado que suelen contener árbol de té al 1%, y para que este producto sea efectivo se necesita por lo menos un 10%. Pero ojo... advierte que por encima del 10% este aceite esencial empieza a irritar el cuero cabelludo.

Existen más aceites esenciales con potencial repelente para los piojos, como son el de geranio, el de lavanda, citronella, orégano o tomillo. Hay que tener cuidado de nuevo con los aceites esenciales, porque parece que la aplicación tópica de algunos de estos aceites tienen contraindicaciones en el caso de mujeres embarazadas, por lo tanto hay que consultar antes.
No es aconsejable utilizar champús insecticidas a modo preventivo, porque además de contener ingredientes tóxicos de los que no se debe abusar, los piojos acaban desarrollando resistencia. Es mejor alternativa el producto natural.


Para acabar con los bichos y con su ciclo de vida, es eficaz empapar el pelo con aceite, que puede ser de oliva, aunque el de coco es además insecticida y ayuda a matarlos: los piojos mueren por asfixia a las 4 horas y además no son capaces de poner huevos en un pelo que les resbala. Si se mantiene el aceite en el pelo durante cuatro días, además se evita que cualquier piojo pueda poner liendres (huevos) porque gracias al aceite no las pueden enganchar. Pero... puede haber quedado viva alguna liendre antigua, eclosionar, y ya tenemos una ninfa que en una semana estará poniendo más huevos. Así que si queremos salvar esa posibilidad, hay que esperar no 4, sino 9 días, que es el ciclo completo (y uno de regalo, jeje). Claro, esto tiene su punto negativo: llevar el pelo engrasado durante diez días y tener que utilizar un champú para cabello graso cada vez que renovemos el aceite (o lavarlo con fairy y acabamos antes, que funciona estupendamente: comprobado).

Os cuento la opción que yo he utilizado con mi hija, que después de hacer el tratamiento 'comercial' y dejarla completamente limpia un viernes y pasar así el fin de semana, un martes ya volvía a tener piojos en la cabeza y yo me estiraba de los pelos de auténtica desesperación. Fue un auténtico coñazo, pero un exito 100%: me daba de todo pensar que nos pudiéramos tirar meses para eliminar los piojos, como a tantas madres había escuchado decir tras desvelar 'el gran secreto' de mi hija: a punto de parir y con piojos e insecticidas en casa???!!! ¡No podía ser! Así que fui a lo seguro:

Vencer su ciclo de vida:
Para acabar con ellos, empapé la cabeza lavada de mi hija con vinagre de manzana diluído al 50% y lo dejamos actuar toda la noche con un gorro de ducha, lavamos por la mañana el pelo con OTC sin insecticida dejándolo actuar el tiempo recomendado, separé el pelo de mi hija tal y como os he explicado más arriba y pasé la liendrera a conciencia. Le puse aceite de árbol de té  y la dejé descansar.
En un bote de spray pequeño puse aceite de coco y añadí 10 gotas de aceite de árbol de té, 10 de geranio y 10 de lavanda, todos ellos repelentes. Se pueden encontrar en sitios como Jabonarium Shop o Campo di Fiore.
Al día siguiente, después de la ducha (con champú normal), volví a dividir la cabeza en cuatro partes y antes de pasar la liendrera, rociaba cada mechón de pelo con el aceite que había hecho. Cada día le pasábamos la liendrera dos veces (una mi marido y otra yo) hasta que no salieron liendres. Le lavaba la cabeza cada dos días con Fairy y volvía a aplicar el aceite. Así hasta que completamos diez días con el pelo 'enaceitado', suficientes para romper el ciclo de los bichos del demonio.
Con este calvario, conseguí que si quedaba algun bicho vivo se asfixiase, que si le saltaba algun bicho de algun nene en el cole saliera corriendo por el pelo pringoso y los aceites repelentes, que mueriesen asfixiados los huevos... y los que fuesen capaces de resistir, que murieran sus ninfas en cuanto eclosionaran. Y por supuesto, que si algún nuevo inquilino pretendía ponerle mas huevos en la cabeza, resbalase y le fuese imposible.
Para que no se le viese feo el pelo, la peinaba con moñitos o trenzas cada día para ir al cole (porque además es lo mejor para dificultar los posibles contagios, el pelo completamente recogido).


El último día, tras eliminar el aceite con fairy, le lavé la cabeza de nuevo con el OTC 'sin' y se lo dejé puesto toda la noche, por si acaso alguna ninfa todo-terreno había sobrevivido, y con esto finalizamos el tratamiento.
Tras finalizar el tratamiento de 10 días con aceite, cada día al peinarla, antes de ir al cole, le ponía unas gotas de una mezcla natural de aceites esenciales repelentes, de "Provençale d' aromathèrapie" (efi anti-poux), haciendo hincapié en nuca y orejas y 'limpiando' mis manos en el resto del pelo, que siempre le dejaba recogido. Y luego descubrí el spray desenredante NOSA triple acción (disponible en aroma a fresa, a manzana y aroma a pomelo), con filtro solar, aceite de té verde y dimeticona, así que dejamos de usar los aceites esenciales con olor tan fuerte. La mezcla de 'provençale d´aromathèrapie' tiene un olor mucho más agradable a eucalipto que el aceite de té verde, pero aun asi es bastante fuerte, así que nos hemos pasado al olor a fresa del desenredante.
Este año (2016), les escribí un mail preguntando la concentración de aceite de árbol de té verde para conocer su efectividad, y me indicaron que no podían responderme porque forma parte de la fórmula secreta, pero que seguro que no llega al 10%, que como mucho será del 5%, unido a la dimeticona.

→Como alternativa en cabello corto, hace el mismo efecto que el aceite engominar el pelo por completo durante diez días y para matar los bichos, también funciona teñirse con un tinte con amoníaco (no apto para embarazadas).

  • Desde "Madres contra piojos" traigo, en la actualización de este post, lo siguiente:
"Un estudio francés investiga 21 pediculicidas a la venta en Francia. Seis de los productos mataron tanto los piojos como las liendres. Otros 8 productos mataron los piojos pero no las liendres, y unos 7 productos no tenían ni poder pediculicida ni ovicida. Todos los productos con dimeticona (7) funcionaron para matar piojos. Sólo un producto mató todos los piojos y todas las liendres en una sola aplicación (de 15 minutos) que contenía dimeticona + penetrol . Nuestra conclusión: la dimeticona es un producto eficaz pero una segunda aplicación a los 8-10 días para matar las ninfas es imprescindible."
Y un producto que contiene los dos ingredientes (dimeticona + penetrol) es Neositrín Spray Gel líquido. (Ya sabéis que yo no tengo nada que ver con ninguna marca, si conocéis alguna más, ¡encantada la añado!) 
  • También existen algunos centros específicos como "Piojitos fuera" o "cabezittas" donde, si no podeis hacerles el tratamiento a conciencia a vuestros hijos, pagáis y lo hacen por vosotros.
¡Espero que esta recopilación te haya sido útil! Si tienes más trucos o pruebas 'mi tratamiento' personalizado, me cuentes qué tal te ha ido. :)


Quizás también te interese:





Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

23 de abril de 2014

Feliç diada de Sant Jordi!


Sant Jordi, la princesa, la rosa i el drac

Sant Jordi, la princesa, la rosa i el drac,
dos van al darrere, dos van al davant.
Sant Jordi és tot de ferro, la rosa és d’un jardí,
el drac no menja pomes, la princeseta sí.
Sí, sí, sí.
El drac té molta gana, ja és hora de dinar,
s’empassa tres gallines amb un bon tros de pa.
Pa,pa,pa,pa,pa.
La rosa i la princesa són molt bones amigues,
però mai es fan petons per por de les espines.
Ui, ui, ui.



Pot agradar-te...




Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

14 de abril de 2014

Remedios naturales: cataplasma de arcilla verde antiinflamatoria

Si tenéis la mala suerte de torceros algo estando embarazadas, podréis echar en falta el maravilloso efecto de los antiinflamatorios (como el ibuprofeno) porque no os los podréis tomar. Esto de las torceduras es algo bastante común durante el embarazo, a causa de la relaxina, que tal y como os explicaba en este post, ablanda nuestros ligamentos para prepararnos de cara al parto. Así que si habéis tenido mala pata, como yo, que con casi siete meses de embarazo me he hecho un esguince de grado II por torcerme el tobillo (con posterior caída a cuatro patas, of course), os traigo un remedio maravilloso que me dio Diario de una mamífera y le he agradecido en el alma: las cataplasmas de arcilla verde: 100% natural, analgésico y antiinflamatorio y perfectamente aplicable a embarazadas y niños (yo he tomado nota para mi chico futbolista que seguro que alguna vez nos hace buen servicio).Si os miráis los enlaces del final, podréis comprobar la cantidad de usos que tiene la arcilla verde (dermatitis, desgarros del periné, mastitis, inflamaciones...)
El caso es que me caí el viernes, me dolió pero no pensé que fuese a ser tan grave, hasta que me levanté el sábado, vi las estrellas de colores en cuanto moví el pie y me desperté de golpe cuando me lo ví así:


Tocó visita al médico de guardia del CAP que me confirmó un esguince inicialmente de grado I, pero después de que se me pusiera morado el tobillo, el diagnóstico pasó a ser de grado II.  (¿Y no fuiste al hospital??? NO, considero que las urgencias del hospital son para URGENCIAS HOSPITALARIAS... Si no queremos que siempre estén colapsadas, deberíamos comenzar a hacer un buen uso de ellas, y el médico de guardia del CAP es más que suficiente para una primera valoración.)
Como tengo un poco de edema por los quilos que llevo a cuestas, me dijo que aunque era lo que mi tobillo necesitaba, no me podía poner un vendaje compresivo, porque estando embarazada y teniendo un poco de edema aumenta el riesgo de trombo. Así que "reposo absoluto". Ja, con dos niños reposo absoluto... ingenuo y bienintencionado joven médico... haremos lo que podamos, querido.
Me dice que si duele mucho, paracetamol de forma puntual y ale, a casa con muletas.
Así que como os decía, me habla Xanela de las "cataplasmas de arcilla verde", algo que ni sabía que existía ni lo imaginaba, pero me voy a comprarla. La encuentro en una herboristería (arcilla verde seca, en polvo) y me cuesta un quilo unos 3€.
Xanela me explica también cómo ponerme la cataplasma, según instrucciones leídas del libro "Arcilla terapéutica y sus aplicaciones", de Ángeles Hinojosa, tal y como os indico yo a continuación:
Se pone un poco de arcilla en polvo en un plato, se añade agua fría y se mezcla bien con agua, pedirá bastante. Se va mezclando bien con un tenedor o cuchara de plástico hasta que tengamos una arcilla fina y sin grumos. Mojamos en agua una gasa grande y la escurrimos bien (se moja para que no absorba después el agua de la arcilla). La extendemos en una superficie lisa y untamos sobre ella la arcilla que hemos hecho, en una capa gruesa, con ayuda del tenedor o cuchara. Esa zona con arcilla es la que tendrá que cubrir la zona dañada, así que cuanto más grande la zona inflamada, más grande la zona con arcilla extendida en la gasa. Aplicamos con cuidado (y ayuda en mi caso) la gasa sobre la parte del cuerpo que lo necesite y la enrollamos sin hacer pliegues. Cubrimos todo con film transparente de cocina (para no mojar, para no manchar y para que no se nos caiga) y éste lo fijamos con un poco de esparadrapo o celo. Yo me dejo la cataplasma puesta dos horas mas o menos, con la pierna en alto, y luego me voy a la bañera, me quito la gasa y con agua caliente me quito todos los restos de arcilla.
El efecto antiinflamario es increíble y el efecto analgésico dura un par de horitas también. ¿Qué os parece?
Pues ale, espero no necesitar muchos más remedios naturales, pero por si os es de utilidad, aquí os he dejado con este tan útil y efectivo y además la recomendación de que os hagáis con un ejemplar del libro de Ángeles, es realmente práctico y revelador.
Eso si, os voy a reconocer que esta situación puede resultar incluso cómica en algunas ocasiones:
A veces, la gente me ve por la calle o se encuentra conmigo de frente, y al verme con mi barrigón y las muletas se les pone cara de susto, se ponen nerviosos por apartarse, se echan a un lado torpe y rápidamente, como si fuese una especie de bomba nuclear a punto de explotar... me hacen gracia, la verdad. Ayer en el súper un hombre aplastó a su mujer entre el carro y la estantería en un acto reflejo de 'apartarse a toda prisa' cuando me vió. Tremenda bronca le cayó, porque su pobre mujer espachurrada... ¡también estaba embarazada!
Una preñada con muletas tiene más poder de asustar al personal del que creía, oigan...

En fin.. ¡gracias de nuevo por tu consejo y descubrimiento, Xanela!


Quizá también te interese:
Preparar arcilla verde 
El poder de la arcilla, Mireia Marcos



Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

18 de febrero de 2014

Cenizas y joyas


Hace tiempo encontré unas urnas biodegradables, donde se introducían las cenizas de un ser querido, se añadía una semilla con algo de tierra y en teoría de allí nacía un árbol. Ahora que estoy embarazada, tengo la intención de plantar un árbol con las cenizas de mi madre y la placenta de mi bebé cuando nazca... Así que recurrí a esta entrada para recordar, pedir precios, etc. Resultó ser que las urnas biodegradables no funcionaban y se tuvieron que retirar, porque con la alcalinidad de las cenizas, la semilla no germinaba. Así que tirando del hilo, buscando y preguntando, llegué hasta las urnas ecológicas de Limbo, que están hechas de diferentes compuestos biodegradables, para alimentar al pequeño tallo (que no semilla) que ha de crecer después una vez enterrada.


Hay urnas biodegradables para adultos, para niños, para mascotas, biodegradables para ambiente/tierra y para agua.
Modelo urna ARENAE de Limbos
Pero os anunciaba en el título cenizas y joyas... y a eso vengo. A escribir sobre los colgantes que he descubierto en Limbos buscando las urnas, con diferentes diseños: unos con la huella digital del ser querido, y otros que en su interior albergan una cápsula donde introducir una pequeña cantidad de cenizas y que se cierra herméticamente después. De ese modo, llevas a tu ser querido encima, rodeado (y protegido) por la joya de tu elección. Es una idea que me ha encantado, una alternativa también a los diamantes hechos de cenizas, que personalmente se adapta más a mi forma de ser y, sobre todo, al maravilloso periodo por el que estoy pasando, mi tercer embarazo. Dentro de la gama de colgantes para cenizas que tiene esta empresa, hay una especie de huevo Fabergué que me robó el corazón en cuanto lo ví. "Qué precioso llamador de ángeles", pensé, para mi bebé. Y es el que en breve llevaré colgado sobre mi hermosa barriga, por un precio aproximado de 50€ (sin cadena, ha de comprarse de forma independiente). Y es que, por más desgracia que suerte, mi bebé tiene un ángel de verdad que pasará el resto del embarazo y de su vida junto a él.

Modelo colgante SUM de Limbos


Descarga aquí el catálogo completo de Limbo. Sólo venden a distribuidores (en funerarias). Enviándoles un mail ellos os indicarán dónde comprarlos: info@limboeurope.com. Y si como en mi caso, donde vives no hay ningún distribuidor, puedes hacer el pedido a través de ellos directamente.
Cenizas y más
Cenizas y diamantes
"Tan natural como la muerte", cuentos y recursos infantiles



Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

8 de enero de 2014

Momo, de Michael Ende


Tras leer el post de Ibone Olza, y los comentarios de personas queridas en él, me interesé por este libro. Inicialmente pensado para regalarlo a una niña de 9 años, que también lo ha tenido, pero además me gustó tanto lo que leí y la crítica sobre él, que compré otro para casa... de parte de Papá Noel. Y como mi hijo era algo reacio, por lo poco vistoso y desmotivadora portada que tiene, hemos acordado que sea yo la que lo lea... cada noche. Así que esta noche, tras la cena, el cepillado de dientes y el masaje en los pies con relajante aceite de lavanda, hemos comenzado su lectura con el primer capítulo.Y al principio mi hijo se ha metido bajo las sábanas (no, no quierooo!), mientras su hermana escuchaba atenta cada palabra que iba narrándoles, pero poco a poco el mayor iba sacando la cabeza, hasta que de repente me dice: "Enséñanos los dibujos!". Y cuando he acabado el primer capítulo le ha salido un: "¿Ya? ¡Jo!"

Creo que es necesario valorar las cosas que no tienen un valor económico y aprender a valorar el tiempo... que es lo que al final da sentido a nuestra vida. El tiempo que pasas haciendo aquello que quieres, disfrutando de la vida... o el que malgastas día tras día, forzándote a hacer cosas que nada enriquecen como persona. Nos esforzamos para que los niños sean capaces de hacerlo, para que valoren más allá de las apariencias externas, de la presuntuosidad, de la fanfarronería... y a veces resulta realmente difícil. La vida de alguna gente parece que tenga como finalidad impresionar a todo el que mire, al precio que sea, y los niños son fácilmente impresionables. Así que intentamos no comprar cosas que no se necesitan ni darle la importancia que parece tener hoy día todo lo material y la acumulación absurda de esos 'bienes' que en realidad... ¿para qué sirven?
Por eso me gustaría que la lectura de este libro les cale, y puedan recurrir a él siempre que quieran. Y sobre todo, que valoren lo mucho, mucho que tienen. Porque lo que más vale en esta nuestra casa, no cuesta un sólo céntimo de euro. No son unas deportivas chulas, una tele grande o un coche caro. Y quiero que siempre sean capaces de verlo, aunque un día puedan llevar las deportivas chulas, tener la tele grande o el coche caro.

Mañana, tras el masaje con aceite de lavanda, el segundo capítulo.
Y para después, otras tres recomendaciones que parecen muy interesantes: "ojo de nube", "las zapatillas de ballet", y "la niña de rojo". Me gusta la lectura familiar en voz alta. ♥




Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.