24 de junio de 2015

¡Muerte a los mosquitos!


Ha llegado el calor y con el los indeseables mosquitos. En nuestro caso, vivimos en una zona que hay muchos, muchos, muchísimos, y además en su molesta variedad 'tigre', así que en cuanto llega el verano (y cada vez antes, con estas temperaturas), le declaramos la guerra a este maldito insecto con toda una artillería de productos varios. Sin embargo, este año tenemos de nuevo un bebé en casa y hay que extremar las precauciones, así que comparto mi guerra anti-mosquitos con vosotros.

Ante todo, hay que tener en cuenta que se reproducen en zonas húmedas, por lo que conviene evitar a toda costa la acumulación de agua en el exterior y mantener las piscinas cloradas. En cuanto al mosquito tigre (de entre 2-10mm de longitud y característico por sus patas a bandas blancas y negras):
«El mosquito tigre vuela bajo, a no más de 60 centímetros, por lo que las picaduras se localizan en piernas, brazos y, por cuestión de altura, en la cara a los niños.
Por debajo de temperaturas de 10 grados se reproduce con dificultad. Necesitan básicamente temperatura y agua, pero a diferencia de otros tipos de mosquitos, estos precisan muy poca cantidad, por lo que pueden poner sus huevos en cualquier pequeña oquedad o recipiente donde haya un poco de agua». [Fuente: La Verdad Murcia]
Lo más eficaz es el método de barrera: poner mosquiteras en todas las ventanas y puertas de la vivienda y es algo que haremos en cuanto nos sea posible. Si no tenemos mosquiteras, las típicas cortinas de toda la vida colocadas en puertas que se abran frecuentemente (por ejemplo, la salida al balcón/terraza) pueden ayudar a que no entren tantos insectos voladores.

Pero si la opción de barrera no es posible y los mosquitos entran, HAY QUE ACTUAR.
Obviamente, tenemos insecticidas comunes en todos los supermercados, que se aplican mediante difusión del producto en spray. Estos productos utilizan como principio activo los piretroides, compuestos sintéticos que imitan a las piretrinas naturales y que actúan sobre el sistema nervioso de los insectos provocando su muerte. En teoría son inofensivos si se utilizan según las instrucciones y se ventila tras su aplicación (y yo no se a vosotros, pero si tengo que ventilar después de echarlo, ya vuelvo a tener la casa llena), pero a largo plazo sí se ha visto que algunas sustancias están siendo cuestionadas porque se sospecha de sus posibles efectos cancerígenos o inhibidores endrocrinos. [Fuente: OCU]

Así que si vuestro caso se parece al nuestro, no os hará demasiada gracia pasaros el día rociando con insecticida si hay niños en casa. Luego tenemos en el mercado muchos y variopintos artículos destinados a evitar la picada, como parches y pulseras... de dudosa eficacia. También podemos encontrar un montón de repelentes que se aplican sobre la piel o la ropa (ojo a esta indicación), y aunque algunos pueden resultar eficaces (por ejemplo, Autan), también suelen resultar escandalosamente tóxicos, donde además de ingredientes nada recomendados nos encontramos con insecticidas, por lo que resultan absolutamente incompatibles con bebés pequeños. En el caso del Autan, a pesar de ser efectivo, dejamos de usarlo en casa cuando me lo puse un año en las piernas y mi esmalte de uñas simplemente desapareció, disuelto por el repelente.
Así que, tal y como ocurrió con la guerra a los piojos, nos tenemos que ir al terreno natural, con aceites esenciales, que poseen grandes y potentes propiedades.

Los aceites esenciales pueden resultar un magnífico remedio para aliviar muchos malestares a lo largo de nuestra vida, y por supuesto también durante la gestación. Sin embargo, que sean naturales no es sinónimo de inofensivos, y es imprescindible saber qué nos ponemos encima porque algunas fragancias pueden desencadenar reacciones alérgicas y otros aceites esenciales pueden tener efectos peligrosos, algunas esencias son incluso abortivas (*).

Para evitar que nos piquen y en sustitución de los insecticidas en spray, he recurrido a los difusores de aceites esenciales de la casa Pranarôm. Se utilizan diluídos en agua y mediante un humidificador/difusor de esencias. (¡Ojo! No todos los humidificadores toleran la adición de aceites esenciales!)

En mi caso, estoy utilizando mi humidificador/difusor Rainmate, que hasta ahora había utilizado exclusivamente como ambientador en casa. El humidificador de vapor que tengo para los peques no vale, por ejemplo. He comprado para la planta baja la mezcla de aceites para difusión Citronnel'Plus , de Naranja dulce, Citronela de java, Eucalipto, Eucalipto azul y Canela de Ceilán. (No recomendado para difundir en la habitación de niños menores de 2 años).
Naranja dulce, Citronela de java, Eucalipto, Eucalipto azul, Canela de Ceilán. - See more at: http://www.tutallernatural.com/es/153-0-998-71446-0/difusores-y-sinergias/citronnel-plus-30-ml-#sthash.bhcpLpLo.dpuf
Naranja dulce, Citronela de java, Eucalipto, Eucalipto azul, Canela de Ceilán. - See more at: http://www.tutallernatural.com/es/153-0-998-71446-0/difusores-y-sinergias/citronnel-plus-30-ml-#sthash.yL3YNC3h.dpuf
Naranja dulce, Citronela de java, Eucalipto, Eucalipto azul, Canela de Ceilán. - See more at: http://www.tutallernatural.com/es/153-0-998-71446-0/difusores-y-sinergias/citronnel-plus-30-ml-#sthash.yL3YNC3h.dpuf
(Mezcla para difusor de ambiente apto para bebés a partir de 3 meses).
Composición: citronela de Java con fragancias de la palmarosa,  geranio, clavo, jengibre, eucalipto azul y verbena exótica. Todos estos elementos se combinan en una fórmula compuesta al 100% por aceites esenciales con certificación bio. 
 
El difusor ultrasónico recomendado que ha de emplearse para PranaBB es el Pranarôm difusor SpheraBB, que cuesta entre 50-60€, con una capacidad de 80ml de agua (+3 gotas de aceite esencial). O podéis hacer como yo y comprar el modelo Aukey® amzdeal Humidificador ultrasónico por 24€, que tiene una capacidad de 110ml de agua (+4 gotas de aceite esencial). Os dejo fotillo para que valoréis.


Además, he hecho dos mezclas: una repelente para aplicar en la ropa y piel y otra calmante para cuando ya nos han picado. Para hacer las mezclas, me he guiado por las indicaciones de la web Saber Vivir, donde indican una cantidad orientativa de aceites esenciales a razón de la edad del niño (AV indica aceite vegetal para diluir):

3 a 6 meses → 1 gota en 20ml de AV
6m a 2 años → 1 gota en 10 ml de AV
2 a 5 años → 1 gota en 5ml de AV
5 a 10 años → 2 gotas en 5ml de AV
+10 años → 1 a 5 gotas en 5ml de AV

Para elaborar las mezclas, he utilizado aceite esencial (AE) puro, eco y quimiotipado.
La mezcla repelente lleva 6 gotas de AE de citronella, 4 gotas de AE de arbol de té y 4 gotas de alcohol para diluirlo un poco, disueltos en 100ml de agua (he utilizado de botella).Lo he puesto en varios botecitos de spray, tamaño más grande para dejarlo en casa y unos más peques para llevarlos por ahí.
La mezcla calmante, para aliviar el picor después de que hayan picado, lleva 100ml de aloe vera puro 100% eco (sin más ingredientes, ojo a la composición) mezclado con 5 gotas de AE árbol de té, 5 gotas de AE eucalipto radiata (¡ojo con el eucalipto! éste es el único que se puede poner a los bebés) y 5 gotas de vitamina E (conservador). Esta mezcla la puedes meter en un roll-on.

Si prefieres comprar repelente natural hecho, puedes utilizar Pranarôm spray anti-mosquitos, pero ojo, que es sólo para atmósfera y tejidos, no debe utilizarse sobre la piel.
Para aplicar directamente en la piel, PRANAROM también ha creado un producto. Se trata de su spray cuerpo citronella, recomendado a partir de 30 meses para bebés y del 4º mes de embarazo(*) para mamás. Más info.


O si lo prefieres, y te llama lo de que sea artesanal pero no lo de buscar los ingredientes por tu cuenta, puedes probar con un kit como este o este de 'Natural du blanc', donde te sirven los ingredientes eco y el bote por 27,54€ y 37,48€. Sólo has de mezclar y usar(*).


(*)Durante el primer trimestre del embarazo no deben utilizarse aceites esenciales en aplicación topica (piel), en los baños ni en masajes. Para los siguientes meses, la recomendación es dividir por dos la cantidad de aceites esenciales de la mzcla (sinergia) que vamos a utilizar. (Si nuestra sinergia habitual lleva 6 gotas de AE/20ml de aceite base, reduciremos a 3 gotas de AE/20ml de aceite base). Los AE más recomendados durante el embarazo por sus propiedades, transcurrido el primer trimestre de gestación, son manzanilla romana, hoja de naranjo, lavanda, geranio, limón, sándalo australiano, naranja dulce, nerolí, mandarina y rosa Otto.
Se pueden dar masajes y baños aromáticos a bebés a partir de los 3 meses de edad. Para ello, diluiremos 1 gota de AE en 20ml de aceite vegetal. Las esencias más apropiadas hasta los dos años son manzanilla romana, lavanda, nerolí y rosa Otto.
Para los masajes en niños de entre 2 y 10 años, no conviene mezclar más de dos AE a la vez. [Lee más info]




Lecturas útiles:










Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje. Por favor, se respetuoso.