21 de octubre de 2013

Los zumos de frutas

 Sobre los zumos envasados poco puedo deciros que no esté dicho ya, aparte de que son puro azúcar con agua y que su poder nutritivo es prácticamente nulo. De las bebidas azucaradas y carbonatadas (fantas, colas, etc) ya ni os hablo... no podemos habituar a nuestros hijos a un líquido peor para sus hábitos alimenticios y su correcto desarrollo. En cualquier caso, es conveniente echar un vistazo a los siguientes enlaces sobre zumos industriales, si tenéis por costumbre acompañar con un tetrabrick individual la merienda de cada día:
http://mediblogdefamilia.wordpress.com/2011/12/13/los-zumos-industriales-pueden-perjudicar-seriamente-la-salud-de-tu-hijo/
http://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/zumos-envasados-cuales-son-mas-saludables
http://www.laprovincia.es/sociedad/2011/04/04/guerra-azucar-zumos/363302.html

Pero los zumos NATURALES gozan de excesiva buena fama, y hay que conocer algunos datos:
Hace muy poco, unos investigadores de Harvard han demostrado que comer fruta entera disminuye el riesgo de diabetes de tipo 2, mientras que beber zumo de fruta, rico en fructosa concentrada y carente de fibras, aumenta dicho riesgo. (1)
Además, la fructosa inhibe el nivel de leptina, la hormona de la saciedad que indica al cuerpo que ya no tiene más hambre. En otras palabras, la fructosa aumenta el deseo de seguir comiendo; y no sólo hace ganar peso, sino que también carga el cuerpo de grasa en el lugar más peligroso para la salud: entre los órganos vitales y las vísceras (la grasa visceral), en la zona del tronco/vientre.
Esto ha sido demostrado claramente por un estudio de mayo de 2009 publicado en el Journal of Clinical Investigation. (2)

Si la fruta y la verdura se dan en zumo, pierden prácticamente toda la fibra y gran parte de las vitaminas. Si no hay fibra, su poder saciante es menor, se ingiere más fructosa de rápida absorción (para hacer un zumo de naranja se necesitan tres o cuatro naranjas) y esto propicia la obesidad. Es mucho mejor acostumbrar a los niños a comer fruta y verdura cruda y, cuando son más pequeños, para que no se atraganten, se les puede dar mediante una malla, metiendo la fruta en su interior. Y para beber, teta o agua.
Cuando se da una absorción de azúcar tan rápida, el sistema endocrino ha de realizar una fuerte respuesta, elevando la insulina para bajar la subida de glucosa en sangre, y esta fuerte bajada de glucosa produce hambre en un periodo corto de tiempo y propicia una nueva ingesta de alimentos. Por este motivo, se relaciona también el consumo habitual de zumos (por sus azúcares de rápida absorción) con resistencia a la insulina (diabetes).
Además, en bebés, aumentan el riesgo de padecer caries.
http://www.uncafelitoalasonce.com/ninos-gordos-zumos-de-fruta-y-por-que-una-caloria-no-es-una-caloria/
http://www.20minutos.es/noticia/671394/0/refrescos/azucarados/obesidad/


[1] Muraki I, Imamura F, Manson JE, Hu FB, Willett WC, van Dam RM, Sun Q. Fruit consumption and risk of type 2 diabetes: results from three prospective longitudinal cohort studies. BMJ 2013 Aug 28; 347: f5001.
[2] Kimber L. Stanhope, Jean Marc Schwarz, Nancy L. Keim, Steven C. Griffen, et al. Consuming fructose-sweetened, not glucose-sweetends, beverages increases visceral adiposity and lipids and decreases insulin sensitivity in overweight/obese humans. The Journal of Clinical Investigation 2009; 119: 1322-34

Quizá te interese leer:
Los zumos de frutas en España no podrán tener azúcares añadidos
No pagues agua a precio de zumo 
El “timo” del zumo de naranja y por qué está desapareciendo de los desayunos



Puedes desactivar el sonido del blog al final de la columna de la derecha.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu mensaje. Por favor, se respetuoso.