12 de diciembre de 2012

Equivalencias profesionales (al bachillerato)


Tengo una amiga que tiene un puesto de trabajo indefinido, y que pertenece a un convenio laboral que exige como mínima titulación estar en posesión del título de Bachillerato o equivalente. Este requisito NO se lo exigieron ni cuando la contrataron ni cuando la hicieron indefinida, teniendo únicamente el título de Graduado Escolar. Ahora, después de varios años, le han dicho que o se saca la titulación necesaria, o pone en serio peligro su puesto de trabajo.

Así que ha llamado a varias academias e incluso al Departament d´Ensenyament de la ciudad donde vivimos y la han vuelto literalmente loca. En vista de que todos tienen la razón absoluta pero ninguno ha sido capaz de darle la respuesta correcta, he realizado una búsqueda y he confirmado los datos con el Departament d´Ensenyament, que se dirige desde Barcelona (Tf.: 934.006.900)
Como todas las veces que me tomo la molestia de buscar algo que me lleve mi tiempo (en este caso, toda la santa mañana), lo comparto para ahorrarle el trabajo a alguien que pueda buscar los mismos datos y de con este blog.


Existen dos tipos de equivalencias, las académicas y las profesionales.
  • Las equivalencias académicas son las que, en posesión de una determinada titulación, equivalen a todos los efectos a tener otra. Es el caso del antiguo FP1 con la actual Educación Secundaria Obligatoria (ESO), o el antiguo FP2 con el actual Bachillerato. Esto quiere decir que teniendo el antiguo FP1 aprobado, se puede acceder a cualquier trabajo o enseñanza reglada (oficial) que demande como estudios previos tener la titulación de la ESO. O que teniendo el antiguo FP2 aprobado, se puede acceder a cualquier trabajo o enseñanza reglada que demande como estudios previos el actual Bachillerato. Es una equivalencia que sirve para poder acceder a unos estudios superiores.
  • Las equivalencias profesionales son las que, en posesión de una determinada titulación, equivalen a efectos laborales a tener otra. No sirven para poder acceder a unos estudios superiores, pero sí para presentarse, por ejemplo, a unas oposiciones (empleo público) donde exijan un nivel de estudios determinados, o a un puesto privado con las mismas características. Esto quiere decir que quien tenga una equivalencia profesional a la ESO, puede acceder a un puesto de trabajo, público o privado, donde exijan como estudios mínimos la ESO, aunque no tenga la titulación ni el equivalente académico. Del mismo modo, quien tenga una equivalencia profesional al Bachillerato, puede acceder a un puesto de trabajo, público o privado, donde exijan como estudios mínimos el Bachillerato, aunque no tenga la titulación ni el equivalente académico.

La diferencia básica entre una y otra, es que con una tenemos título (equivalencia académica) y con la otra no (equivalencia profesional), pero podemos trabajar como si lo tuviéramos, aunque no es suficiente para cursar estudios superiores reglados que nos exijan esa titulación previa.
En esta tabla (en catalán), podéis ver todas las equivalencias con ESO, Bachillerato, título de Técnico, Técnico Superior y Graduado Escolar.


Ahora vamos al tema que me ha movido, que es la equivalencia profesional con el Bachillerato, teniendo únicamente el Graduado Escolar:

Resulta que la ESO (nivel de estudios mínimos actuales) tiene equivalencia académica con el antiguo FP1 y equivalencia profesional con el antiguo Graduado Escolar.

Para poder obtener el Bachillerato tenemos tres opciones:
  1. Cursamos el Bachillerato y obtenemos el título.
  2. Cursamos un Ciclo Formativo de Grado Superior (CFGS o Formación Profesional de Grado Superior) y obtenemos la equivalencia académica.
  3. Realizamos una prueba de acceso para obtener la equivalencia profesional. La prueba de acceso que nos da equivalencia profesional al Bachillerato es la que se realiza para los CFGS(*) y para las Pruebas de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años (PAU +25)

Con respecto a las Pruebas de Acceso, que son la forma más rápida para obtener el equivalente profesional del Bachillerato si no queremos seguir estudiando, hay una diferencia significativa entre la PACFGS y la PAU +25 si sólo tenemos el Graduado Escolar.
Según la normativa EDU/1603/2009de 10 de juny, publicada al BOE núm 146 de 17 de juny de 2009:

En su artículo 4.1 indica:
La superación de la prueba de acceso a la formación profesional de grado superior, a las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y a las enseñanzas deportivas de grado superior, será equivalente al título de Bachiller, a los únicos efectos de acceso a empleos públicos y privados, siempre que se acredite estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o equivalente académico (*).”

Y en su artículo 4.3 indica:
La superación de la prueba de acceso a la universidad para mayores de veinticinco años, será equivalente al título de Bachiller, a los únicos efectos de acceso a empleos públicos y privados, siempre que se acredite alguno de los siguientes requisitos, o bien estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o equivalente a efectos profesionales, o bien haber superado al menos 15 créditos ECTS de los estudios universitarios.”


El artículo 4.1, nos indica que por medio de la PACFGS obtenemos el equivalente profesional del bachillerato siempre que estemos en posesión de la ESO o equivalente académico. Recordemos, esto es, el antiguo FP1. Así que en nuestro caso, que no hay FP1 previo, deberíamos cursar además la ESO o bien un curso que nos preparase para examinarnos y obtener la titulación oficial de la ESO. Pero sea como sea, sin la titulación de la ESO no tendríamos el equivalente profesional al bachillerato aun aprobando la PACFGS.

El artículo 4.3, nos indica que por medio de la PAU +25 obtenemos el equivalente profesional del bachillerato siempre que estemos en posesión de la ESO o equivalente profesional. Y como os he comentado antes, el equivalente profesional de la ESO es el Graduado Escolar. Por tanto, en este caso y teniendo el Graduado Escolar aprobado, con superar la PAU +25, ya estaríamos en posesión del equivalente profesional al bachillerato.

Para esta equivalencia, unicamente sirve la PAU +25. Los accesos a la Universidad para mayores de 40 y de 45 años no son equivalentes.
Más info: 



Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

10 de diciembre de 2012

Generaciones

Imagen: Erika Lugo


La sabiduría se transmite de madres a hijas, de mujer a mujer. Ahora se que tenemos una especie de 'poder oculto' entre nosotras. Buscamos arañas con las que tejer nuestra propia red. A pesar de vivir en un tiempo en el que todo el mundo va a sus propios asuntos sin importarle demasiado o nada los de los demás. Y no me refiero a cotillear, que de eso vamos sobrados.

Aun cuando muchas mujeres no tenemos tribu con la que criar. Aun así, están las madres, seres (en su mayoría) incondicionalmente inalterables al paso de los tiempos. Esos seres protectores que te tienen en el pensamiento cada día. Esos que desean tu bien por encima del suyo. Esos que son capaces de ver en unos ojos perfectamente maquillados, que lloraron hace horas. Esos que saben que algo te ocurre con sólo atravesar el umbral de la puerta. Esos que dan los abrazos más reconfortantes del mundo. Esos que sabes ahí. Siempre. Que arropan, protegen, sacan sus garras de osa si han de defender a sus cachorros, por adultos que éstos sean. Esos que sienten parte de su propio ser a los retoños de sus crecidas crías. Esos que transmiten toda su sabiduría a coste cero, que dan sentido a la palabra altruísmo. Esos seres que ocupan un espacio tan grande en tu vida, que si dejan de estar en ella, es imposible rellenar el vacío que dejan.

La preciosa ilustración que acompaña este post es representativa de tal magnitud, si nos la imaginamos sin esa gran madre sabia que protege, sostiene, transmite y enseña atrás. No hay hojas, ni flores, ni calor, ni abrazos. Un sencillo y aplastante vacío tras de tí si te identificas, como yo, con la mujer del medio. Detrás existe 'la nada', un precipicio por el que no conviene asomarse demasiado. Tan sólo queda un reflejo de luz, en tu interior, de esa gran madre sabia que ya no está. Y lo atesoras entre las fuertes paredes de tu corazón para que no escape nunca.
Creas tu propio camino, con tu cría protegida entre tus brazos y una espalda más ancha para absorber la carencia generacional existente. Así que pasas a visualizarte como la madre generacional que te faltó a tí. Y sueñas con llegar a ser esa gran madre sabia que protege, sostiene, transmite y enseña; atrás, cuando tu cría, ya mujer, vuelva a hacerte madre algún día.

Mireia


Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.