12 de diciembre de 2012

Equivalencias profesionales (al bachillerato)


Tengo una amiga que tiene un puesto de trabajo indefinido, y que pertenece a un convenio laboral que exige como mínima titulación estar en posesión del título de Bachillerato o equivalente. Este requisito NO se lo exigieron ni cuando la contrataron ni cuando la hicieron indefinida, teniendo únicamente el título de Graduado Escolar. Ahora, después de varios años, le han dicho que o se saca la titulación necesaria, o pone en serio peligro su puesto de trabajo.

Así que ha llamado a varias academias e incluso al Departament d´Ensenyament de la ciudad donde vivimos y la han vuelto literalmente loca. En vista de que todos tienen la razón absoluta pero ninguno ha sido capaz de darle la respuesta correcta, he realizado una búsqueda y he confirmado los datos con el Departament d´Ensenyament, que se dirige desde Barcelona (Tf.: 934.006.900)
Como todas las veces que me tomo la molestia de buscar algo que me lleve mi tiempo (en este caso, toda la santa mañana), lo comparto para ahorrarle el trabajo a alguien que pueda buscar los mismos datos y de con este blog.


Existen dos tipos de equivalencias, las académicas y las profesionales.
  • Las equivalencias académicas son las que, en posesión de una determinada titulación, equivalen a todos los efectos a tener otra. Es el caso del antiguo FP1 con la actual Educación Secundaria Obligatoria (ESO), o el antiguo FP2 con el actual Bachillerato. Esto quiere decir que teniendo el antiguo FP1 aprobado, se puede acceder a cualquier trabajo o enseñanza reglada (oficial) que demande como estudios previos tener la titulación de la ESO. O que teniendo el antiguo FP2 aprobado, se puede acceder a cualquier trabajo o enseñanza reglada que demande como estudios previos el actual Bachillerato. Es una equivalencia que sirve para poder acceder a unos estudios superiores.
  • Las equivalencias profesionales son las que, en posesión de una determinada titulación, equivalen a efectos laborales a tener otra. No sirven para poder acceder a unos estudios superiores, pero sí para presentarse, por ejemplo, a unas oposiciones (empleo público) donde exijan un nivel de estudios determinados, o a un puesto privado con las mismas características. Esto quiere decir que quien tenga una equivalencia profesional a la ESO, puede acceder a un puesto de trabajo, público o privado, donde exijan como estudios mínimos la ESO, aunque no tenga la titulación ni el equivalente académico. Del mismo modo, quien tenga una equivalencia profesional al Bachillerato, puede acceder a un puesto de trabajo, público o privado, donde exijan como estudios mínimos el Bachillerato, aunque no tenga la titulación ni el equivalente académico.

La diferencia básica entre una y otra, es que con una tenemos título (equivalencia académica) y con la otra no (equivalencia profesional), pero podemos trabajar como si lo tuviéramos, aunque no es suficiente para cursar estudios superiores reglados que nos exijan esa titulación previa.
En esta tabla (en catalán), podéis ver todas las equivalencias con ESO, Bachillerato, título de Técnico, Técnico Superior y Graduado Escolar.


Ahora vamos al tema que me ha movido, que es la equivalencia profesional con el Bachillerato, teniendo únicamente el Graduado Escolar:

Resulta que la ESO (nivel de estudios mínimos actuales) tiene equivalencia académica con el antiguo FP1 y equivalencia profesional con el antiguo Graduado Escolar.

Para poder obtener el Bachillerato tenemos tres opciones:
  1. Cursamos el Bachillerato y obtenemos el título.
  2. Cursamos un Ciclo Formativo de Grado Superior (CFGS o Formación Profesional de Grado Superior) y obtenemos la equivalencia académica.
  3. Realizamos una prueba de acceso para obtener la equivalencia profesional. La prueba de acceso que nos da equivalencia profesional al Bachillerato es la que se realiza para los CFGS(*) y para las Pruebas de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años (PAU +25)

Con respecto a las Pruebas de Acceso, que son la forma más rápida para obtener el equivalente profesional del Bachillerato si no queremos seguir estudiando, hay una diferencia significativa entre la PACFGS y la PAU +25 si sólo tenemos el Graduado Escolar.
Según la normativa EDU/1603/2009de 10 de juny, publicada al BOE núm 146 de 17 de juny de 2009:

En su artículo 4.1 indica:
La superación de la prueba de acceso a la formación profesional de grado superior, a las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y a las enseñanzas deportivas de grado superior, será equivalente al título de Bachiller, a los únicos efectos de acceso a empleos públicos y privados, siempre que se acredite estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o equivalente académico (*).”

Y en su artículo 4.3 indica:
La superación de la prueba de acceso a la universidad para mayores de veinticinco años, será equivalente al título de Bachiller, a los únicos efectos de acceso a empleos públicos y privados, siempre que se acredite alguno de los siguientes requisitos, o bien estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o equivalente a efectos profesionales, o bien haber superado al menos 15 créditos ECTS de los estudios universitarios.”


El artículo 4.1, nos indica que por medio de la PACFGS obtenemos el equivalente profesional del bachillerato siempre que estemos en posesión de la ESO o equivalente académico. Recordemos, esto es, el antiguo FP1. Así que en nuestro caso, que no hay FP1 previo, deberíamos cursar además la ESO o bien un curso que nos preparase para examinarnos y obtener la titulación oficial de la ESO. Pero sea como sea, sin la titulación de la ESO no tendríamos el equivalente profesional al bachillerato aun aprobando la PACFGS.

El artículo 4.3, nos indica que por medio de la PAU +25 obtenemos el equivalente profesional del bachillerato siempre que estemos en posesión de la ESO o equivalente profesional. Y como os he comentado antes, el equivalente profesional de la ESO es el Graduado Escolar. Por tanto, en este caso y teniendo el Graduado Escolar aprobado, con superar la PAU +25, ya estaríamos en posesión del equivalente profesional al bachillerato.

Para esta equivalencia, unicamente sirve la PAU +25. Los accesos a la Universidad para mayores de 40 y de 45 años no son equivalentes.
Más info: 



Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

10 de diciembre de 2012

Generaciones

Imagen: Erika Lugo


La sabiduría se transmite de madres a hijas, de mujer a mujer. Ahora se que tenemos una especie de 'poder oculto' entre nosotras. Buscamos arañas con las que tejer nuestra propia red. A pesar de vivir en un tiempo en el que todo el mundo va a sus propios asuntos sin importarle demasiado o nada los de los demás. Y no me refiero a cotillear, que de eso vamos sobrados.

Aun cuando muchas mujeres no tenemos tribu con la que criar. Aun así, están las madres, seres (en su mayoría) incondicionalmente inalterables al paso de los tiempos. Esos seres protectores que te tienen en el pensamiento cada día. Esos que desean tu bien por encima del suyo. Esos que son capaces de ver en unos ojos perfectamente maquillados, que lloraron hace horas. Esos que saben que algo te ocurre con sólo atravesar el umbral de la puerta. Esos que dan los abrazos más reconfortantes del mundo. Esos que sabes ahí. Siempre. Que arropan, protegen, sacan sus garras de osa si han de defender a sus cachorros, por adultos que éstos sean. Esos que sienten parte de su propio ser a los retoños de sus crecidas crías. Esos que transmiten toda su sabiduría a coste cero, que dan sentido a la palabra altruísmo. Esos seres que ocupan un espacio tan grande en tu vida, que si dejan de estar en ella, es imposible rellenar el vacío que dejan.

La preciosa ilustración que acompaña este post es representativa de tal magnitud, si nos la imaginamos sin esa gran madre sabia que protege, sostiene, transmite y enseña atrás. No hay hojas, ni flores, ni calor, ni abrazos. Un sencillo y aplastante vacío tras de tí si te identificas, como yo, con la mujer del medio. Detrás existe 'la nada', un precipicio por el que no conviene asomarse demasiado. Tan sólo queda un reflejo de luz, en tu interior, de esa gran madre sabia que ya no está. Y lo atesoras entre las fuertes paredes de tu corazón para que no escape nunca.
Creas tu propio camino, con tu cría protegida entre tus brazos y una espalda más ancha para absorber la carencia generacional existente. Así que pasas a visualizarte como la madre generacional que te faltó a tí. Y sueñas con llegar a ser esa gran madre sabia que protege, sostiene, transmite y enseña; atrás, cuando tu cría, ya mujer, vuelva a hacerte madre algún día.

Mireia


Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

29 de noviembre de 2012

Calendario de Adviento

Este año estaba decidida a no comprar calendario de Adviento. No, porque les compro la cajita esa tamaño folio con chocolatinas dentro y no dura ni dos telediarios en casa.
Pero gracias a Sonia Rives que me dió la idea, he realizado para mis peques un calendario de adviento muuuy especial y personalizado, donde apenas hay chuches y sin embargo creo que les va a encantar. ¡Tengo unas ganas de que sea día 1!!!

En este calendario tan especial, he dado cabida a varias cosas, intentado fomentar el 'espíritu navideño' y el tiempo en familia (sino, pa' qué!).



Os doy algunas ideas por si os inspiráis vosotras también! Para el año que viene, esta otra, con latas, me ha encantado! ;)
Cada día tiene un sobre numerado con el número al que corresponde, donde están escritas las actividades a realizar ese día. Los días que son actividades muy tranquilas, son los que llevan 'extra': unos bolígrafos, unas pegatinas, chocolatinas, Chupa Chups,  chicles y sugus.

Entre las actividades, se encuentran:
- Juego "adivina el sentimiento": Mediante gestos y/o mímica, tendremos que adivinar el sentimiento que nos están interpretando y donde solo se pueden obtener como respuestas 'si' y 'no'.
- Adivinanzas navideñas.
- Cuentacuentos navideños.
- Creamos adornos navideños.
- Confección de postales de Navidad.
- Adornar el árbol.
- Montar el belén.
- Paseo por la ciudad, ver las luces, merendar chocolate y participar en alguna actividad pública. (Ya que pagamos semejante despilfarro de luz queramos o no, al menos disfrutemoslo, no?)
- Poesía sobre los Reyes Magos:



EL CAMELLO COJITO
[Gloria Fuertes]

El camello se pinchó
con un cardo del camino
y el mecánico Melchor
le dio vino.
Baltasar
fue a repostar
más allá del quinto pino…
e intranquilo el gran Melchor
consultaba su ‘Longinos’.
- ¡No llegamos,
no llegamos y el Santo Parto ha venido!
-son las doce y tres minutos
y tres Reyes se han perdido-.
El camello cojeando
más medio muerto que vivo
va espeluchando su felpa
entre los troncos de olivos.
Acercándose a Gaspar
Melchor le dijo al oído:
- Vaya birria de camello
que en Oriente te han vendido.
A la entrada de Belén
al camello le dio hipo.
¡Ay qué tristeza tan grande
en su belfo y en su tipo!
Se iba cayendo la mirra
a lo largo del camino,
Baltasar lleva los cofres,
Melchor empuja al bicho.
Y a las tantas ya del alba
-ya cantaban pajarillos-
los tres Reyes se quedaron
boquiabiertos e indecisos,
oyendo hablar como a un Hombre
a un Niño recién nacido.
- No quiero oro ni incienso
ni esos tesoros tan fríos,
quiero al camello, le quiero.
Le quiero -repitió el Niño.
A pie vuelven los tres Reyes
cabizbajos y afligidos.
Mientras el camello echado
le hace cosquillas al Niño.



- Visita a un pueblecito de montaña, tradición típica en nuestra familia desde hace muchos años, junto a unos amigos. Fira de l´avet d´Espinelves, una feria artesanal que nos encanta.
- Llevamos nuestras postales y cartas para Papá Noel a correos para que puedan llegar a sus destinos.
- Día de nieve: batalla de bolas, muñeco de nieve (con su zanahoria, botones y bufanda), tirarnos en trineo.
- Patinaje sobre hielo en compañía de amigos.
- Cocinamos galletas navideñas.
- Todos nos besamos bajo el muérdago para cumplir nuestro deseo de amor y felicidad, y el día 27 se quema para que se haga realidad.
- 'Me gustan muchas cosas de tí', pero hoy vamos a decirnos tres cosas de cada uno que nos gusten especialmente.
- Día de buenas acciones: Los niños decidirán qué buena acción quieren hacer sin obtener nada a cambio, y saldremos a realizarla. Porque a veces, el mejor regalo es el que se hace.
- Día de jardinería: Tenía un kit de jardinería comprado y a cambio de muchos, muchos besos, podrán conseguirlo y plantar sus propias semillas para verlas crecer y aprender.
- Día de fotos familiares, todos nos fotografiamos con todos!
- Para finalizar, intentaremos repetir la comida del año pasado en la Posada de los Gnomos, Port Aventura, comiendo la mar de divertidos y cantando y comiendo turrón con Santa Claus en persona! (Se pueden conseguir descuentos con las entradas, y el menú -cerrado y ciertamente bueno para ser de un parque de atracciones- de la Posada de los Gnomos cuesta 35€/adulto y 18€/niño, que ha de reservarse en el 902.202.220)




Así que más o menos éste va a ser nuestro calendario de adviento. ¿Qué os parece? ¿Teneis otras ideas?



Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
  Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

28 de noviembre de 2012

Manualidades navideñas

El año pasado hicimos los adornos del árbol de navidad haciendo una guirnalda de 20 pompones, estrellitas tridimensionales (estrellas en cartulina dorada con un corte entre dos patas para poder encajar dos estrellas), otras planas con purpurina blanca dentro (dos estrellas recortadas,  con dos láminas de papel charol transparente por la parte interna, relleno de purpurina blanca y pegadas), lacitos de papel maché y la estrella fugaz dorada con purpurina dorada en el interior...
La verdad es que, sobre todo la guirnalda de pompones, nos llevó su tiempo, pero nos gustó mucho el resultado. :)
(Si clicáis sobre las imágenes se amplían)




Para este año, llevaba días guardando imágenes de manualidades navideñas que se puedan hacer con los niños, recopiladas de varios sitios de internet. Lo cierto es que es una excelente forma de tenerlos entretenidos y, todo sea dicho, ellos no son los unicos que disfrutan con ellas! ;)

Muchas de estas actividades las he sacado de Actividades de Educación Infantil, donde cuelgan cosas realmente chulas y fáciles para hacer con los peques, tanto en casa como en el colegio. Podeis encontar muchas más en páginas como VCTRY' s BLOG , Peque Ocio o en Las Manualidades, aunque existen muchísimos sitios (que también podeis compartir!)
Os dejo aquí una muestra por si os animais con alguna, y de hacerlo, me encantaría que me lo contarais!


Actividades con depresores (los palitos de los médicos, los venden en las farmacias y son baratos) o también con palitos de helado reciclados o comprados (aquí, por ejemplo). Mas actividades con depresores.




Postales navideñas






Adornos varios
La primera estrella blanca son 'rodajas' de un rollo de papel higiénico o de cocina, igual que las coronas de rey, hechas con el mismo material. Las bolitas, de poliespan con técnica de papel maché (trocitos de papel seda pegado con cola infantil rebajada al 50% en agua) y los arbolitos estan hechos sobre una base de cartulina, con chapas de botellas rellenas de plastelina y cuentas, purpurina y un cordel. La corona, hecha con pompones de lana y estrellitas de fieltro. El angelito, hecho de pasta seca, no os parece chulísimo? Y el reno, con piezas de puzzle!










Estrellas con papel de magdalena



Cajitas decoradas




Y ¡hasta cuadros!





Portavelas
(Bote de conserva, cinta adhesiva de doble cara + sal o azúcar)




 ¿Qué os han parecido? Si voy encontrando más cositas que me gusten, os las sigo añadiendo!


Nota: Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.
 

7 de noviembre de 2012

De madres a hij@s

Hace unas semanas, y a raíz de un mensaje que circulaba por internet llamado "Mamá, entra en la foto", muchas mamás tomaron conciencia de que da igual si estamos divinas o "de estar por casa", que lo importante es que salgamos junto a nuestros hijos en las fotografías. Da igual cómo estemos, lo importante es que estemos ahí. La vida me ha hecho valorar mucho según qué detalles, y quiero con este post haceros tomar un poquito más de conciencia sobre el tema si me lo permitís.

 Imagen de Katie m Berggren


Comenzando por el nacimiento de mi hijo, donde estaba tan tremendamente gorda que no quería salir en ningún sitio que me inmortalizara 'en aquél estado' y acabando con mi maravillosa y fallecida madre. La perdí con 24 años y ella 47 recién hechos, por una leucemia 'galopante' que se la llevó en 12 días.
Ya 'tendría tiempo' de hacerme fotos con mi hijo cuando estuviese un poco más decente... pero nunca sería otra vez el día que me hizo madre. ¿Qué necesidad había de fotografiarme con mi madre? Si ella iba a estar siempre ahí... hasta que se fue.

La gran suerte es que yo fui un espécimen raro y encontré un chico maravilloso que pensaba igual que yo... Me fui a vivir con el, nos casamos, y tuvimos un hijo 'demasiado pronto' para la gente de nuestro alrededor (yo 23, mi marido 24), aunque nuestro hijo fue deseadísimo y buscado. Pero gracias a querer ser padres jóvenes, mi madre vio casarse a su hija y conoció a su nieto. Murió cuando mi niño tenía añito y medio.

No tengo fotografías con ella, ni siquiera una donde salgamos solas el día de mi boda. Deduzco que durante mi infancia, ella también pensaba que la 'importante' era yo, porque apenas hay alguna fotografía juntas de cuando yo era muy pequeñita. Solo hay un par de fotografías con mi hijo, que era la alegría que le quitaba todas las penas, en las que a ella se la vea. En el resto, es un mero 'soporte' de mi entonces bebé.
Tengo dos vídeos que no me atrevo a ver, ejerciendo de abuela como nadie más lo ha hecho, ayudando a caminar a su pequeño tesoro... pero ella no sale. ¡Lo importante era mi niño!

Mi madre, la fuerte, la que siempre estaba ahí. Nunca, jamás, se me pasó por la cabeza que pudiera ocurrir lo que pasó. ¿Cómo iba YO a quedarme sin madre?

Cuando hablo de ella, la gente me comenta que debía estar muy unida a ella: NO.
Mi gran problema fue que yo siempre había visto a mi madre como 'una madre', no había sido mujer de confesiones, ni de complicidades... ella había sido MADRE. La que me regañaba, la que me obligaba a hacer cosas, la que me daba lecciones y me hacía enfadar muchas veces... (La que me bordaba mi nombre en las batas, la que me entraba los vasos de leche a la cama con cuarenta cosas trituradas porque era niña de comer muy poco, la que me enseñó a dividir, a cocinar, a ser justa, a pelear por lo que quería, aquella a la que hice llorar tantas veces en mis años adolescentes...)
Todo comenzó a cambiar cuando me fui de casa... vivíamos muy cerca, y nos veíamos casi diariamente. Entonces comencé a ver a una MUJER. A una mujer inteligente, fuerte, luchadora, buena, dulce, con un enorme corazón, que lo había dado todo por sus hijos, y que había tirado de una familia entera durante muchos años. Conocí a una mujer que, día a día, me caía cada vez mejor sin darme cuenta. Una mujer con la que pude tener una o dos  conversaciones de madre a hija, de mujer a mujer. No se cuantas fueron, muy pocas... ni se de qué hablamos. Lo que recuerdo fue sentirme bien, comprendida, conectando con aquella mujer que había tenido toda mi vida delante y jamás había visto. Aun así, aquello fue una especie de aperitivo, jamás llegué a probar el sabroso menú que seguro me esperaba junto a ella.

Cuando murió me enfadé con ella, me había abandonado. Luego supe que es un proceso normal que forma parte del duelo, de mi duelo. Se activaron absolutamente todos mis mecanismos de defensa, algunos de los cuales se convirtieron después en mi losa personal. Uno de ellos fue dejarla sola cuando era cuestión de horas que su corazón dejase de latir. Es como intentar tocar el fuego: sabes que te va a quemar, por tanto tu cuerpo y mente lo van a intentar evitar aunque tengas intención de tocarlo. A mi me producía tanto dolor que no fui capaz de estar junto a ella en sus últimos momentos.
Ya no sentía nada, decían los médicos. Pero la ultima vez que entré a verla, sedada e intubada, ya no aguanté mas y me desmoroné sobre ella llorando desconsoladamente y pidiéndole que no se fuese. Le cayó una lágrima por la mejilla. A ella, que no sentía nada.
Despídete. Siempre. Saca fuerzas de donde no las tengas para hacerlo. Cuando el tiempo hace curar las heridas, los remordimientos siguen sangrando.

El oído es el último sentido que se pierde, incluso cuando el corazón deja de latir, se sigue escuchando durante unos segundos. Me fue de gran ayuda leer después el libro "La muerte, un amanecer", que al menos me hizo creer que se fue tranquila.

Con esto no quiero decir que vivamos día a día como si nos fuésemos a morir. Pero si que seamos conscientes de que eso pasa cuando pasa, que podemos enfermar en una larga enfermedad o tener un accidente de tráfico. Que estas cosas no avisan, que nunca crees que puedan pasarte a tí... hasta que te pasan.
Así que, aunque a veces puedan ser pesadas, es un lujo tener a una madre al lado. Yo la he necesitado tantas veces, la he querido llamar tantas veces, la he echado en falta en tantas ocasiones, he querido compartir con ella tantas cosas... Pero no está. Y aun puedo decir que tuve suerte de llegar a conocerla un poquito, pero eso también me hace sentir el vacío de haberla tenido toda la vida delante y no haberla sabido valorar, ni ver como lo que era.

Compartid vuestra vida con ella, dejad que 'malcríe' a vuestros hijos (sería muchísimo más triste no tener a nadie que lo haga, a nadie que los quiera por encima de todo, os lo aseguro), que los mime, que los arrulle. Ellas son únicas para hacerlo, de veras. Y si mirais sus ojos, podreis ver la admiración y orgullo que nuestros hijos, sus nietos, despiertan en la mayoría de ellas. Os aseguro que eso es un lujo. Pasad tiempo con los vuestros, los niños nunca más volverán a tener la edad que tienen, luego no nos dejarán que los abracemos y besuqueemos todo el día, su infancia no volverá jamás. No os la perdais, es el mejor tesoro que tenemos en la vida. Y todo aquello que hayamos vivido, nadie nos lo podrá arrebatar. Así que ¡vivid y dejad constancia de ello!

Dejaos fotografiar. Fotografiaros con vuestros hijos. Da igual cómo, pero salid. Fotografiaros con vuestras madres. Fotografiaros como familia, que quede constancia de vuestra felicidad. Fotografiaros con vuestros mejores amigos, con aquellos a quienes queráis. Fotografiad a vuestros hijos con sus abuelos, para que puedan recordarlos no sólo por vuestras palabras. Da igual si estais en pijama, inmortalizad una mañana de cuentos, de cocina, de manualidades, de bricolaje, de juegos, de cama. Siempre es mejor una fotografía recién levantada que ninguna. Siempre es mejor un álbum casero que el corazón y la mente como único recuerdo.

La vida es una oportunidad, aprovéchala.
La vida es belleza, admírala.
La vida es beatitud, saboréala.
La vida es un sueño, hazlo realidad.

La vida es un reto, afróntalo.
La vida es un juego, juégalo.
La vida es preciosa, cuídala.
La vida es riqueza, consérvala.
La vida es un misterio, descúbrelo.

La vida es promesa, cúmplela.
La vida es amor, gózalo.
La vida es tristeza, supérala.
La vida es un himno, cántalo.
La vida es una tragedia, domínala.

La vida es aventura, vívela.
La vida es felicidad, merécela.
La vida es VIDA, defiéndela.

Madre Teresa de Calcuta
[Macedonia, 1910 - India, 1997]



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

30 de octubre de 2012

Aprende a ser un buen cuentacuentos


De tantas veces que los habeis explicado, os sabeis de memoria Caperucita Roja, Los tres cerditos o Juan sin miedo. Seguramente para vuestros hijos, no han nadie que os iguale en el difícil arte de poner voz de animal, de bruja o de príncipe valiente y recordar exactamente el tono para la siguiente ocasión. Pero ¿sois los mejores cuentacuentos del mundo mundial?

Para fomentar el amor por la lectura, algo que además de ayudarles a desarrollar su imaginación ahora y por consiguiente su inteligencia después, les dará grandes satisfacciones a lo largo de la vida, no hay como predicar con el ejemplo: Si queremos que ellos lean, que nos vean leer a nosotros.
Tampoco podemos obligarles a leer, o perderá todo el encanto y acabarán odiándolo si es una imposición.
Es conveniente que comiencen a desarrollar el amor por la lectura, y no por el libro que nosotros queremos, sino de la forma que a ellos les nazca. Un cómic es bueno, un libro de aventuras o uno de princesas, de mecánica o de intriga. Es importante respetar sus gustos, actuando únicamente de moderadores de edad, porque si queremos que acabe amando TODA la lectura, primero hemos de conseguir que "se enganche" a leer.
Para poderles mostrar el amplio abanico de posibilidades lectoras que tienen, nada como una biblioteca. Infórmate en la biblioteca de tu municipio o la que te quede más cerca, porque en muchas ofrecen 'tardes cuentacuentos' gratuítas, donde disfrutan ellos... ¡y disfrutamos nosotros! Así podeis escuchar un buen rato de cuentos, y despues mirar, ojear y hojear todos los libros que queráis, y llevaros a casa aquellos que más os hayan gustado. Supongo que funciona igual en toda España, pero en Cataluña tan sólo hay que hacerse una tarjeta de socio, gratuíta e instantánea, para poderse llevar libros en préstamo.
Si estás pensando en comprarle algún libro, mejor llévatelo a la librería... Que lo escoja él, mientras respira el inconfundible aroma de una librería repleta de libros nuevos (¡a mí me encanta!!!).
Y sobre todo, léele cuentos desde bien pequeñito. Leí a un enfermero un día que contaba cómo una mamá le preguntaba si con dos años 'ya podía' leerle y comprarle cuentos a su niño... ¡por supuesto!!! Existen infinidad de títulos maravillosos, dulces y cortitos, para leerles desde su más tierna infancia...  

Aquí tienes algunos listados de cuentos que quizás te puedan ser útiles:
 

Para aprender a ser aun mejor cuentacuentos y conseguir captar toda la atención del pequeño, tan solo hace falta que os atreváis a inventar las historias a explicar, que sean únicas e irrepetibles. Aquí teneis unos cuantos trucos que os ayudarán a tener la nota más alta en el concurso de "mejor explica cuentos del mundo". Tomais nota?
  • Involucrad a los niños en la historia. Los podéis convertir en el protagonista de la historia o hacerlo colaborar aportando sonidos y ruidos que lo enriquezcan. Lo importante es que conseguireis que focalice su atención en el momento.
  • Convertidla en una historia familiar. "Había una vez, cuando la abuela era pequeñita...". Las cosas que pasaban antes no son, de hecho, tan diferentes a las que pasan ahora. Conseguireis darles a los cuentos un sentido del tiempo y de la historia.
  • Basad la historia en un tema real. Adaptad el cuento a lo que en ese momento rodee la realidad de los niños. Si ha de nacer un nuevo hermanito, si han de comenzar en un nuevo colegio, si os teneis que cambiar de casa... Todos son buenos puntos de partida para crear un cuento. Tendrá un buen punto de partida cuando pasen estas cosas.
  • Explicadlos y volvedlos a explicar. No descubrimos ningun secreto si os decimos que a los niños les gusta mucho sentir una y otra vez la misma historia. Muchos, no tienen límte!

"Contarle cuentos a los pequeños es un hábito que quedo en el pasado, allá con nuestros padres y abuelos; una clásica escena que se quedo atrapada en el televisor.
Hoy los padres estamos tan saturados de tareas que no nos queda tiempo para nuestros hijos, y mucho menos para leerles un cuento antes de dormir.
El leerle un cuento nuestros hijos todas las noches es más que una simple actividad para arrullarlos, puede beneficiarles de manera importante tanto a ellos como a nosotros, por ejemplo ¿sabías que al leerle estimulas su lenguaje e imaginación?, ¿consigues relajarte y relajarlo creando unos lazos más fuertes entre ambos?" [Sigue leyendo]

Además, si con unas titellas de dedo vais ilustrando la narración, dejaréis a los peques sin poder pestañear. Os dejo este precioso cuento descargable: "La manzana que quería ser estrella" para que toméis nota de ello.
Y para poder dar el 'do de pecho' y tener una guía al menos para los primeros inicios, nada mejor que un libro:

EL ARTE DE CONTAR CUENTOS A LOS NIÑOS
Raines, Shirley e Isbell, Rebecca
ISBN: 9788497544498

Un libro excelente que recomiendo muchísimo, con 16 cuentos educativos que aunque se pueden leer, están redactados para ser narrados. En cada cuento, párrafo a párrafo, hay indicaciones laterales para captar la atención de los niños y aprender trucos para ser un excelente 'cuentacuentos'. Además, al final del libro hay unos resúmenes de cada cuento, con frases 'clave' para no perder el hilo durante la narración si te atreves a explicarlo sólo con pauta (sin leer). Y encima, incluye actividades para hacer con los niños al finalizar. Una excelente herramienta!

Si quereis leer más sobre él, podeis hacerlo en este enlace.

Os dejo con unos excelentes ejemplos (desactiva el sonido del blog al final de la columna derecha)





Quizá también te interese:


Si te llevas un artículo, por favor, enlázame.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.